quedar embarazada endometriosis

causas de la endometriosis, endometriosis tratamiento pdf, la endometriosis es cancer, tratamiento para endometriosis severa
ampliar informacion

Uno de los problemas que más escuchamos dentro de las mujeres en los últimos años es la endometriosis, más que nada porque una de las secuelas que tiene, tal vez la que más frustración trae, es la infertilidad femenina. Con estos números expresamos que más o menos el 50% de las mujeres en edad reproductiva tengan endometriosis.
El útero posee un epitelio interno denominado “endometrio”, que crece y se distingue a lo largo del ciclo menstrual con el fin de terminar en un lugar propicio para la implantación embrionaria. Cuando no se llega a la fecundación, ese endometrio se descama y se elimina todos los meses.
Algunas veces este tejido endometrial se coloca en lugares diferentes a la cavidad uterina y provoca la endometriosis. Pese a no estar en el lugar normal, tiene los mismos cambios clínicos que el endometrio uterino, por lo tanto desarma y sangra con cada ciclo menstrual. Como no poseen posibilidad de despedirlo de manera natural se conserva y se convierte en una clase quística, más que nada cuando se encuentra en los ovarios.
La endometriosis limita la fertilidad y logra originar importantes consecuencias en la salud. Es uno de los má importantes circunstancias de esterilidad femenina.

Cómo se diagnostica endometriosis tratamiento

El principal síntoma de este padecimiento está representado por el dolor pelviano sobre características imprecisas y sobre evolución crónica y progresiva, siendo justamente la imprecisión del dolor lo en comparación a hace difícil su previsión.
Respecto a la infertilidad, se sabe que la endometriosis afecta la calidad de los óvulos, por una circunstancia que aún no se puede saber; por otra parte, provoca en la pelvis un medio adverso para los espermatozoides e incluso para el embrión.
Paralelamente, esta enfermedad causa anomalías en el cuerpo que pueden provocar la obstrucción de las trompas de Falopio o alterar la correcta relación que debe existir entre éstas y los ovarios.

No se sabe cual es el motivo etiológico de esta afección.

Algunos dicen que ocurre por una “menstruación retrógrada” (que hace que se despida tejido endometrial por las trompas hacia la cavidad pelviana), asociada con alteraciones del sistema inmunitario (que normalmente se encargaría de limpiar estos) ligado con una predisposición genética (ya que es siete veces más frecuente de descubrir cuando se presentan familiares directos con esta enfermedad).
Al ser una padecimiento de causa desconocida no existe método contra su motivo causal, sino destinado a moderar el malestar, proteger la fertilidad y restaurar las alteraciones orgánicas. Actualmente se logra abordar el tratamiento de la enfermedad desde un punto de vista quirúrgico, medicamentoso o entre los dos (el más frecuente).
En cuanto las alteraciones físicas alteran la fecundación es necesario tener las técnicas de reproducción asistida (como la fertilización In Vitro), que ofrecen buen número de gestaciones y representan una prometedora variante cuando la concepción se hace esperar.